Preguntas y respuestas del Autoconsumo Eléctrico



¿Qué es una instalación fotovoltaica de autoconsumo eléctrico?

Una INSTALACIÓN FOTOVOLTAICA DE AUTOCONSUMO es aquella instalación que aprovecha la radiación solar para generar electricidad mediante paneles fotovoltaicos. La electricidad que se genera en estos paneles en corriente continua se modificada en el inversor a corriente alterna (normal) lista para el consumo la corriente no consumida se inyecta a la red por medio de un contador que registra los kW/h que se entregan a la red de distribución.

 

¿Qué es una Instalación Fotovoltaica aislada?

Son instalaciones que no se encuentran conectadas a la red eléctrica. Se suele aplicar en la electrificación de viviendas aisladas (para el autoconsumo de electricidad), sistemas de extracción y bombeo de agua, instalaciones de telecomunicaciones y cualquier otro tipo de abastecimiento eléctrico en ubicaciones sin red de distribución o alejadas de ella.

 

 

¿En cuánto tiempo se amortiza una instalación solar?

Hay distintos factores que determinan el periodo de amortización de una instalación para autoconsumo: el correcto cálculo de las necesidades, la optimización del sistema, una adecuada instalación y calidad de materiales, las subvenciones públicas obtenidas y, principalmente, su uso. En término medio las instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo quedan amortizadas a partir de los 4-6 años, según complejidad de la instalación fotovoltaica.

 

¿Cuál es la vida útil de una instalación solar?

Dado que el panel carece de elementos móviles y que las células y contactos se hayan encapsulados en una robusta resina sintética, se consigue una fiabilidad alta a lo largo de sus al menos 30 años de vida útil.


Incluso los expertos determinan que la vida útil de estas instalaciones puede ser superior a los 40 años.


De hecho, los propios fabricantes de paneles solares garantizan que en ningún momento se obtendrán ratios menores del 80% de la producción durante 25 años.

 

¿Pueden romperse fácilmente los módulos solares?

Los paneles van protegidos en su cara exterior con vidrio templado, que permite aguantar condiciones meteorológicas muy duras tales como el hielo, la abrasión, cambios bruscos de temperatura, o los impactos producidos por el granizo por lo que son muy resistentes a las inclemencias atmosféricas.

Una prueba estándar para su certificación consiste en lanzar con un cañón neumático una bola de hielo de dimensiones y consistencia preestablecidas al centro del cristal.

 

¿Dónde y cómo deben situarse las instalaciones solares?

Los paneles solares operan mejor si son colocados en un lugar donde reciban luz solar plena. Pueden colocarse en el techo de una casa u oficina, sobre una estructura de soporte, montados en la fachada o sobre el terreno. Es preferible evitar los lugares que reciben sombra (vegetación, nieve, otros edificios, elementos constructivos, otros módulos, etc.), al menos durante las horas centrales del día, ya que la sombra afectará a su rendimiento.

 

Debido al cambio de posición del Sol durante el año, la inclinación ideal de los paneles varía en función de la latitud en la cual nos encontremos (41° en Barcelona). Normalmente se utilizan 30° en fotovoltaica, pero la inclinación puede variar en función de la aplicación, criterios de uso e integración arquitectónica. En cualquier caso es recomendable una inclinación superior a los 15°, para permitir que el agua de lluvia se escurra. La inclinación debe aumentarse en los lugares donde nieve con frecuencia.

 

Del mismo modo, el sistema solar tendrá un mayor rendimiento si los paneles solares están orientados en la dirección sur.

 

¿Se pueden instalar los sistemas solares en cualquier tipo de edificio?

Los sistemas solares pueden integrarse perfectamente en la mayoría de los edificios existentes, aunque sin duda, la mejor y más fácil integración se logra si se incluyen en el proyecto de un edificio de nueva construcción.

 

Si en el edificio existe una comunidad de propietarios, la instalación la puede realizar la propia comunidad (para uso común o de los propietarios individuales), o realizarla alguno de los propietarios para su propio uso, contando con el acuerdo de la comunidad.

 

¿Es necesario mantenimiento?

Las instalaciones solares requieren un mantenimiento mínimo, y de carácter preventivo. Dos aspectos a tener en cuenta son, por un lado asegurar que ningún obstáculo haga sombra sobre los paneles y, por el otro, mantenerlos limpios, concretamente las caras expuestas al sol. Éste se centra, principalmente, en la revisión periódica de las instalaciones para asegurarnos de que funcionan perfectamente (inspección general 1 ó 2 veces al año). Hay que prestar especial atención a las conexiones entre paneles e inversor.

 

Deben de estar bien ajustadas y libres de corrosión. Otros elementos a controlar sería el estado de las baterías, del inversor, etc... y que no haya obstáculos que produzcan sombra sobre los paneles. También sería conveniente limpiar los paneles en el caso de que no haya llovido en mucho tiempo.

 

En cuanto al mantenimiento, para optimizar el funcionamiento de la instalación a lo largo de su amplia vida útil, se tendrán que realizar una serie de operaciones de mantenimiento preventivo, que incluirán tareas de verificación, reparación y sustitución de algunos componentes como fusibles, limpieza de captadores, ...etc., que variarán en función de la instalación que se elija.

 

¿Qué es una célula fotovoltaica o fotocélula?

La célula es un dispositivo electrónico que permite transformar la energía luminosa en energía eléctrica. Está formada por una delgada lámina de un material semi-conductor, frecuentemente de silicio. Este material, al ser expuesto a la luz solar, absorbe fotones de luz con suficiente energía como para originar el "salto de electrones", lo que hace que se desplace de su posición original hacia la superficie iluminada.

Al desprenderse estos electrones con su carga negativa (n) originan la aparición de huecos o lagunas con cargas positivas (p). Como los electrones tienden a concentrarse del lado de la placa donde incide la luz solar, se genera un campo eléctrico con dos zonas bien diferenciadas: la negativa, en la cara iluminada donde están los electrones, y la positiva en la cara opuesta donde están los huecos o lagunas. Si ambas zonas se conectan de forma electrónica mediante conductores adheridos a cada una de las caras de la placa, el desequilibrio eléctrico origina una fuerza electromotriz o diferencia de potencial, lo que hace que se cree una corriente eléctrica para igualar las cargas. Dicha corriente, obviamente continua, se genera en un proceso constante mientras actúe la luz solar sobre la cara sensible de la lámina.

 

¿Dónde puedo instalar los paneles fotovoltaicos en mi casa?

Lo más común es encontrarlos instalados en tejados, sobre el suelo o en un poste. Aunque hoy en día, también se pueden encontrar en fachada, como elemento de protección solar o simplemente aplacado en la fachada. Un dato a tener en cuenta es la orientación óptima en España para su colocación es hacia el Sur.

 

¿Cuánto necesita un hogar para autoabastecerse?

Las necesidades medias de un hogar rondan los 3-4 kW. Para ello, necesitaríamos alrededor de 25 metros cuadrados de superficie de paneles solares.

 

¿Puedo instalar toda la potencia que quiera?

Sí pero depende del espacio del que se disponga y del dinero que se quiera invertir.

 

¿Qué significa 3 kWp?

3 kWp equivalen a 3000 Wp y hacen referencia a "3000 Vatios pico" que es la potencia de las instalaciones fotovoltaicas. Corresponde a la potencia que dan los módulos a 25º de temperatura y bajo condiciones de insolación de 1000W/m2 (insolación aproximada de un día soleado de verano al mediodía).

La potencia en Wp del módulo corresponde, aproximadamente, a la potencia máxima que puede generar.

  • Instalaciones pequeñas de 3 kWp como planta tipo (con rango hasta 5 kW). Son aplicaciones rurales aisladas por ser una solución limpia y muchas veces económica, o aplicaciones conectadas a red sobre tejados, azoteas de casas, hechas por particulares en zonas de su propiedad o influencia; la motivación es generalmente medioambiental. Con la generación de 3kWp se cubriría el consumo propio de una casa tipo medio en al que vivan 2-3 personas, excluyendo el consumo de calefacción y aire acondicionado.
  • Instalaciones medianas de 30kWp como planta tipo (con rango entre 5 y 100kWp). Son generadores en electrificaciones rurales centralizadas, o conectadas a red en edificios, normalmente integrados en la arquitectura de los mismos, instalaciones diseñadas por arquitectos innovadores y realizadas por comunidades de vecinos, empresas constructoras o corporaciones públicas y privadas que desean incorporar energía fotovoltaica en sus edificios o construcciones emblemáticas como valor añadido. Una instalación de 30kWp en un edificio supondría cubrir las necesidades eléctricas de diez viviendas medias.

 

Quiero ser energéticamente independiente, y autoabastecerme con paneles solares. ¿Es posible?

Solo cuando no sea imposible conectarse a la red eléctrica. Para autoabastecimiento, la inversión es mayor, ya que son necesarias baterías eléctricas, que además tienen una vida útil de unos 10-12 años. Es preferible conectar la instalación a la red eléctrica, vender toda la electricidad producida y consumir de la red la que necesitemos.

 

¿Cuánto más sol hay, mayor rendimiento se consigue?

Las instalaciones fotovoltaicas, estas generan electricidad durante todo el año, mientras reciban radiación solar. Los módulos fotovoltaicos generan electricidad incluso en los días nublados, aunque el rendimiento energético se reduce proporcionalmente a la reducción de la intensidad de radiación.

Hay que señalar que la electricidad se genera a partir de la radiación solar, no del calor, por tanto el frío no representa ningún problema para el aprovechamiento fotovoltaico. De hecho, como la mayoría de los componentes electrónicos, los paneles fotovoltaicos funcionan más eficientemente a temperaturas menores, siempre dentro de unos límites.

 

¿Generaré electricidad en días fríos? ¿Y en días nublados?

Al contrario de lo que piensa mucha gente, los sistemas fotovoltaicos generan mayor potencia a menores temperaturas. Esto se debe a que las celdas son dispositivos electrónicos reales y generan electricidad partiendo de la luz, no del calor. Como la mayoría de los dispositivos electrónicos, las celdas fotovoltaicas funcionan con mayor eficiencia a temperaturas frías. En climas templados, las celdas generan menor energía en invierno que en verano, pero esto se debe a que los días son más cortos, el sol cae a un menor ángulo y la cubertura por nubes es mayor, no por las temperaturas más bajas.

En días nublados, las celdas fotovoltaicas siguen generando electricidad durante los días nublados aunque en menor medida. En general, la salida decae linealmente hasta alrededor del 10% respecto de la intensidad solar plena normal.

 

¿Requiere la instalación personal cualificado?

La instalación de este tipo de equipos debe ser realizada por instaladores autorizados i con carnet oficial de categoría especialista, para asegurar que las personas que realizan las instalaciones tienen los conocimientos avanzados de electricidad fotovoltaica y de esta forma asegurar que la instalación tenga un rendimiento máximo y garantizar su correcto funcionamiento.